Apostando por la educación

Apostando por la educación Por : José Miguel Morales, Presidente de Empresarios por la Educación
15/02/2017, Gestión

Hace unos diez años, aproximadamente, se tenía la certeza de que la educación era un tema que solo le competía al Estado. No había grandes ni sonadas discusiones sobre cómo se estaba formando a nuestros niños y jóvenes en las escuelas públicas, ni sobre las competencias que deberían tener directores y docentes, ni había muchas iniciativas para apoyar a uno de los sectores más neurálgicos del país. Claramente la situación es otra ahora. Se está logrando entender que la educación no es solo un tema del Estado, es un tema de todos los peruanos. Basta con ver las varias iniciativas desarrolladas por el empresariado apoyando a la educación en diferentes ámbitos de acción.

Sabemos que una mejor educación mejora las oportunidades para las personas y que se reflejará más adelante en el camino al desarrollo que nuestro país ha emprendido. El país necesita una educación de calidad y de eso estamos convencidos los empresarios.

Se suele afirmar con ligereza y desconocimiento que lo que buscamos es privatizar la educación, pero nada más alejado de la realidad. Lo que queremos es que el sistema educativo público mejore, que los niños, jóvenes, docentes y directores tengan nuevas oportunidades de acceder al cambio, que puedan fortalecer capacidades y tener oportunidades de formación.

Queremos que continúen las reformas emprendidas, que ya están dando primeros buenos resultados, queremos seguir apoyando al Estado en la misión que tiene de brindar una buena educación a las comunidades, sobre todo las más alejadas y de menores recursos. Es por eso que muchas de nuestras iniciativas son coordinadas estrechamente con el Ministerio de Educación y los gobiernos locales.

Estamos trabajando juntos para lograr el mismo objetivo, estamos contribuyendo con proyectos que capacitan a docentes y directores, que acortan la brecha digital existente en nuestro país, que distinguen las buenas prácticas pedagógicas, que impulsan valores y que fomentan el voluntariado de nuestros colaboradores con las comunidades ubicadas en las áreas de influencia de las empresas, entre otros.

Un país mejor educado tiene más posibilidades de dejar atrás la pobreza y desigualdad, además puede sacudirse de prácticas desfasadas y hasta cuestionables, puede seguir avanzando sostenidamente y estar mejor preparado, es por eso y más que los empresarios estamos apostando por la educación, sobre todo por una educación que haga hincapié en los valores, que los fomente entre nuestros niños y jóvenes.

Se trata de trabajar desde la comunidad, a través de las personas que la conforman, impactando formativamente. Solo así, apostando por la educación, lograremos consolidar la economía de nuestro país.

Y no se trata solo de inversiones económicas, sino de inversiones sociales que servirán para consolidar la economía de nuestro país porque tenemos claro que trabajando con las comunidades, con las personas, podremos lograr mucho.

El camino es largo aún, pero ya lo hemos emprendido y no debemos parar, al contrario, debemos incrementar los esfuerzos, canalizarlos bien y coordinarlos.

Por favor, danos tu opinión sobre nuestro sitio web.