Dos pasos para desburocratizar y acelerar la inversión en minería.

Dos pasos para desburocratizar y acelerar la inversión en minería. Por Roque Benavides, presidente de CONFEP
06/09/2017, Conexión Esan

La ministra de Energía y Minas, Cayetana Aljovín, informó a fines de agosto que su despacho aprobó modificaciones al Reglamento de Seguridad y Salud Ocupacional en Minería, y que coordina un nuevo Reglamento Ambiental para las actividades de exploración. Ante ello, debo comentar que toda medida que apunte a desburocratizar los procedimientos y a estimular la inversión minera es bienvenida.

En declaraciones a la prensa, Aljovín destacó que el gobierno se esfuerza por elevar la inversión en todas las etapas de la actividad minera y en agilizar los trámites administrativos. Coincido con lo expresado por la ministra. Antes de que surjan voces que señalen que las modificaciones apuntan a reducir estándares en salud o ambientales, debo decir que estas tratan de emplear instrumentos más realistas que protejan el medio ambiente pero no retrasan las inversiones que son tan necesarias. 

Los beneficios de facilitar la exploración minera 
El gobierno anterior hizo muy rígida y burocratizó la reglamentación en minería. Por esta razón hoy resulta tan complicado por ejemplo obtener un permiso para explorar en minería. Este procedimiento, en su fase exploratoria inicial, puede demorar hasta seis meses. Con los cambios que la ministra implementó deberíamos tener como objetivo disminuir ese periodo a un mes. Es importante tener en cuenta que hace 40 años no tomaba ni un día porque no existía el procedimiento denominado permiso para explorar. 

Muchas personas no entienden que en minería la exploración es el equivalente a la investigación y desarrollo en la industria manufacturera. La exploración no es otra cosa que la investigación de las entrañas de la tierra, algo que necesitamos conocer. En esta etapa, sobre todo en superficie, el impacto ambiental es muy reducido y controlado. Tal es así que en Finlandia, donde no hay cerros ni afloramiento en superficie, el Estado perfora cada dos kilómetros donde no hay cerros ni afloramiento en superficie para saber que hay en el subsuelo.  La exploración del suelo es investigación. 

Tampoco se puede pretender que la exploración tenga las mismas exigencias que se aplican a las etapas de construcción y puesta en producción de un yacimiento. Al no haber mayor impacto ambiental, la exploración debería ser permitida con un procedimiento mucho más ágil.  Es importante facilitar la exploración porque este constituye el punto de partida del círculo virtuoso que avanza hacia el descubrimiento, e desarrollo, construcción y finalmente puesta en producción de un yacimiento minero. 

En consecuencia, todo lo que signifique facilitar la exploración debe ser bienvenido. Siempre teniendo en cuenta que esto no implica bajar los estándares medioambientales, sino que busca agilizar los procedimientos para explorar la tierra.

Salud y seguridad ocupacional 
En lo referente a la Seguridad y Salud Ocupacional puedo decir que el sector minero es probablemente el líder al superar a todas las industrias en el Perú. El grado de sofisticación en Seguridad y Salud Ocupacional en minera es muy alto por tratarse de una actividad económica que interactúa directamente con la naturaleza a diferencia de otras industrias que emplean materias primas con características definidas.

Un tema que nos preocupaba era el exceso de horas de capacitación para los trabajadores en minería. Se pretendía establecer una cantidad de horas que no resultaba práctico ni aportaba a una mejora real pues no siempre es cierto que a más horas de capacitación los resultados en seguridad son mejores. Es necesario reforzar el compromiso y concientizar a los trabajadores y supervisores para que cumplan las normas. 

Asimismo, antes de las modificaciones al reglamento se establecía el uso de equipos muy específicos como los  autorescatadores. Estos equipos son poco prácticos para los trabajadores (ergonomía) e inclusive generaron quejas por parte de los sindicatos. 

Como se mencionó, los estándares de salud y seguridad son muy altos en minería, lo único que podría hacerse son algunas aclaraciones o ajustes. Con la aprobación del DS 023-2017 EM que modifica aproximadamente el 15 % de los artículos del DS 024-2016 EM Reglamento de Seguridad y Salud Ocupacional en Actividades Mineras, es posible decir que se ha corregido el problema de las horas de capacitación y el uso de autorescatadores.

Si bien estas modificaciones acercan las normativas a la realidad de las operaciones mineras y balancean mejor el costo/beneficio de la inversión en temas que aportan a mejorar la seguridad en el país, este es aún un primer paso.  La normativa todavía es muy restrictiva al establecer estándares generales sin tomar en cuenta las características particulares de las operaciones mineras. 

La ministra de Energía y Minas, Cayetana Aljovín, una mujer muy práctica, se ha propuesto agilizar estos procesos mineros para hacernos más competitivos. La representante de la cartera señaló que Perú captó el año pasado el 6 % del presupuesto mundial de exploración minera y que la meta hacia el 2021 es captar por lo menos el 8 %.

¿Quién puede oponerse a ello?, ¿que significaría más puestos de trabajo, más ingresos de divisas, mayor producción y, quien sabe, otro ciclo de crecimiento más vigoroso que el de hace unos años? 

¿Considera usted que la reducción del tiempo para obtener la autorización para exploraciones mineras contribuirá a la aceleración de las inversiones en este sector? ¿Qué más se debe hacer?

Por favor, danos tu opinión sobre nuestro sitio web.