El 75% cree que usar herramientas biométricas para pagos online reduce riesgo de fraude

El 75% cree que usar herramientas biométricas para pagos online reduce riesgo de fraude Estudios de Gemalto, Visa y Mastercard coinciden en que existe en el público una recepción positiva al uso de lector de huellas dactilares para autenticarse al usar aplicaciones móviles bancarias
11/07/2017, El Comercio

Utilizar medidas biométricas (registro del rostro o la mano) para garantizar la seguridad de las operaciones bancarias móviles es una metodología que está ganando cada vez más simpatías, tal como demuestran diversos estudios de mercado realizados a nivel global, informó Gustavo Paissan, director de Mercadeo y Desarrollo de Negocios para Gemalto en la región. 

Aun cuando existe preocupación sobre el respeto a la privacidad por parte de grupos protectores del derecho humanos, cada vez más gente se siente confiada con esta tecnología. Una encuesta global de Gemalto mostró que más del 50% cree que la identificación de huella dactilar los ayuda a proteger las operaciones que realizan en aplicaciones móviles. 

Otro estudio de MasterCard, relató Paissan, descubrió que el 92% de los entrevistados deseaba que la biometría reemplace las contraseñas en los servicios de banca electrónica, y casi el 75% cree que los pagos protegidos con la biometría reducen el fraude.

Visa también ha realizado un estudio al respecto en Europa y concluyó que la validación biométrica (huella dactilar) es la forma más fácil de usar para resguardar la seguridad de los pagos móviles. El 81% de los consumidores, informaron, considera las huellas dactilares como la forma más segura, seguida por el escaneo del iris con un 76%. 

El estudio de Visa revela además que ya el 48% desea utilizar la autenticación biométrica para los pagos en el transporte público, similar porcentaje lo usaría para pagar en un restaurante y un 40% la quiere usar para cuando compra en línea. 

BUSCANDO LO INTUITIVO
​Los bancos hoy, explicó Gustavo Paissan durante su presentación en el I Congreso Internacional de Pagos Digitales organizado por Asbanc, tienen que enfrentarse con usuarios que pertenecen a distintas generaciones y hábitos. Un grupo, casi la mitad, es temeroso y no confía en la posibilidad de realizar pagos en el móvil y la otra mitad es extremadamente confiado y no se plantea dudas, detalló. El banco se necesita ganar la confianza de ambos tipos de usuarios.

Los nativos digitales, dijo, tienen a su alcance múltiples canales de contacto y esta conectividad hace que tengan a su alcance múltiples ofertas. Su experiencia digital ha sido siempre sencilla e intuitiva gracias a las redes sociales (se podría decir que Google, Facebook, Twitter, Amazon y Apple definen la forma en que se llevan a cabo las interacciones digitales) y esperan resoluciones inmediatas y simples en todo tipo de servicio, incluido el bancario. Son menos leales, cambian sin reparos de proveedor y se resisten a realizar gestiones físicas. Para ellos las soluciones tienen que ser lo menos complejas y las validaciones - verificar su identidad al pagar - ha de ser invisible, simple, intuitiva, veloz y segura. Un lector de huellas o iris es para ellos algo natural y preferible a digitar códigos.

Los bancos, explicó, si desean incrementar los pagos vía móvil tienen que dar una experiencia cada vez más sencilla e intuitiva (en una única sesión), no solo pensando en quienes son nativos sino en quienes no lo son. El uso de herramientas de verificación biométrica en vez de contraseñas ayuda tanto para los nativos digitales como para las generaciones híbridas que tienen miedo de entrar al mundo digital. La adopción gradual dependiendo del tipo de canal utilizado (smartphone, computadora, tableta, TVs conectadas, etc.) será de gran aporte en la transición para quienes no sean nativos. 

Por favor, danos tu opinión sobre nuestro sitio web.