Por: María del Pilar Palacios

A nivel global, los inversionistas están considerando, en sus decisiones de inversión, la incorporación de la Sostenibilidad Corporativa en la estrategia y modelo de negocio de las empresas. En 1970, Milton Friedman -Premio Nobel de Economía en 1976- escribió un artículo publicado en el New York Times que «la responsabilidad social de las empresas es aumentar sus ganancias», estableciendo un paradigma en el que el dinero de los accionistas debería utilizarse sólo en aquello que maximice su riqueza.

Durante décadas, este paradigma acotó el alcance del análisis en la toma de decisiones empresariales, centrándose sólo en los resultados de corto plazo (QUÉ) sin considerar los medios (CÓMO), dejando varios puntos ciegos al excluir la contribución del sector privado a la generación de riqueza para el país, o peor aún, pasar por alto el impacto negativo de las decisiones comerciales en el medio ambiente y las otras partes interesadas; lo que condujo a la avaricia y las decisiones cuestionables que alimentaron los escándalos financieros en 2002 y la crisis financiera en 2008.

Esos eventos obligaron a fortalecer las regulaciones y los marcos de cumplimiento, y también sensibilizaron a los inversionistas sobre la importancia de las decisiones de inversión para hacer frente a los desafíos del cambio climático y la globalización. Pero el paradigma todavía estaba allí.

Es en el 2015 que los líderes mundiales establecieron conjuntamente los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), «un acuerdo intergubernamental más amplio que actúa como la Agenda de Desarrollo Post 2015», que amplía el alcance del análisis para la toma de decisiones con una visión global al 2030.

En este contexto, emerge la Sostenibilidad Corporativa como el nuevo paradigma que reemplaza al de Friedman, el cual busca co-crear valor en el largo plazo, con un enfoque estratégico más equilibrado, maximizando la riqueza para los accionistas y al mismo tiempo, para el entorno de influencia inmediato de la empresa, entiéndase a todas las partes interesadas ​​y el medio ambiente.

La Sostenibilidad Corporativa descansa sobre tres pilares ESG que guían la gestión e inversión responsable, donde “E” representa al Medio Ambiente (Environment en inglés); “S”, al ámbito Social y “G”, al Gobierno Corporativo. Bajo este modelo los inversionistas ya no sólo buscan oportunidades de inversión de corto plazo, sino van a preferir invertir en empresas que utilicen de manera sostenible los recursos del medio ambiente en sus operaciones, que impacten positivamente en sus stakeholders siendo un buen ciudadano corporativo y que conduzcan sus negocios de manera responsable y transparente. Con lo cual crean organizaciones competitivas que aseguren retornos sostenibles en el mediano y largo plazo, las cuales contribuyen al desarrollo económico del país.

Como cimiento del modelo de Sostenibilidad Corporativa, está la ética empresarial y los valores de la organización, que muestran el camino con “barandas a los costados” que guiarán la toma de decisiones cuando los líderes empresariales encuentren dilemas éticos o problemas nuevos y únicos que resolver – más a menudo ahora – con los nuevos desafíos y cambios tecnológicos por delante.

La sostenibilidad corporativa al final, vuelve a visitar la estrategia corporativa y el modelo de negocio de la organización, la visión, misión, valores y objetivos, en un contexto más amplio a largo plazo y global, y hace especial énfasis en el rol de liderazgo, Directorios y Comités Ejecutivos (ExCos), que deben ser responsables no sólo de establecer y recompensar el QUÉ (objetivos y resultados esperados), sino lo más importante de impulsar y recompensar el CÓMO las organizaciones, como un todo, se comportan para lograr esos resultados.

Nuestro país no está ajeno a ello. La CONFIEP, el mayor gremio empresarial del Perú, viene realizando un llamado a los líderes del sector para enrumbar un cambio de paradigma hacia la “empresa privada sostenible” con el fin de contribuir al desarrollo del país y para hacer las cosas correctas con estándares universales para el beneficio de la ciudadanía en general.

«Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacer lo correcto».
Peter Drucker (1909 – 2005)

Fecha: 14 junio 2018

También te recomendamos

¡Suscríbete si deseas recibir más información de CONFIEP!


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: . You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact