Por: Bárbara Ventura Presidenta de la Asociación “Luchando contra viento y Marea- LCVM”

En nuestro país poco a poco se está apostando por la inclusión y me refiero, específicamente, a la inclusión laboral de las personas con discapacidad. En el Perú, según la Encuesta Nacional especializada sobre discapacidad- ENEDIS 2012, somos más de un millón y medio de personas con discapacidad, es decir, el 5.2% de la población, y un alarmante 76,8% corresponde a la Población Económicamente Inactiva (PEI). Esto sucede porque no hay una adecuada inclusión educativa y universitaria; a la falta de accesibilidad en la ciudad y centros de trabajo; procesos inadecuados de reclutamiento, entre otros. Lo cierto es que hoy en nuestro país, no se cumplen con los ajustes razonables a pesar de contar, desde hace 6 años, con la Ley General de la Persona con Discapacidad – Ley N° 29973. Lamentablemente a la fecha, no vemos cambios sustanciales. El proceso aún es muy lento.

A raíz de este contexto es que surge el término de “El embajador inclusivo”, denominación otorgada por la Fundación Emplea de España quienes vienen trabajando desde hace muchos años en la inclusión de las personas con discapacidad en el entorno empresarial de manera innovadora. El embajador inclusivo es la persona que desde dentro de la empresa, guía la estrategia de inclusión, realiza sus funciones según el puesto asignado y de manera simultánea, tiene la función de generar ideas, propuestas, iniciativas concretas sobre la inclusión, mejora la propuesta de valor y competitividad de la empresa. Es un intermediario al 50% entre la inclusión y 50% para los beneficios de las empresas.

Frente a esta necesidad, en nuestro país se están formando los primeros Embajadores Inclusivos con la Metodología de Empleo con Apoyo -más conocido como ECA-, dictado por la Fundación Emplea con los socios estratégicos Grupo Fundades, Escuela DKV Integralia de Perú. Este es un método de inclusión laboral que ofrece oportunidades de empleo y apoyo necesario a personas con discapacidad o en riesgo de exclusión, para que tengan éxito en el acceso y mantenimiento en el mercado laboral formal. Esta práctica innovadora ya se viene impulsando en Estados Unidos y se ha ido expandiendo a Chile, Colombia, Argentina, México, países de Europa y creemos que nuestro país no debe ser la excepción.

El embajador inclusivo realiza una serie de acciones como: coordina con las diferentes áreas de la empresa; diseña la estrategia de inclusión; crea y mide impactos positivos y crea valor entorno a la inclusión. Esta persona requiere tener tenga visión de futuro, flexibilidad, iniciativa, creatividad, innovador, entusiasmo, perseverancia y sobre todo trabajar en redes de contacto con grupos de interés similar.

Lo ideal es que todas las empresas -sean grandes o pequeñas- apuesten por la inclusión de personas con discapacidad, no sólo para cubrir la cuota laboral sino por la plena convicción de lo que implica ser inclusivo: genera impacto positivo en la organización; mejora la reputación corporativa; promueve el trabajo en equipo, potenciando el compromiso de los colaboradores; además, implica beneficios de índole fiscal, tributario, laboral, entre otros.

Es alentador manifestar que cada vez más Empresas están apostando por la inclusión.

Esa es la manera de cómo los empresarios van haciendo país: apostando por la diversidad, ya que de esta manera mejora la calidad de vida de las personas con discapacidad, dejan de ser una carga para el Estado (liberando de pagos de subsidios y pensiones), llevan una vida independiente, hacen ciudadanía plena, aumenta su poder de decisión, su autoimagen queda mejorada, tienen una participación activa y sobre todo, cumplen con su proyecto como todos y todas. ¡Porque talentos diversos, derechos iguales!

Fecha: 17 julio 2018

También te recomendamos

¡Suscríbete si deseas recibir más información de CONFIEP!


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: . You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact