Por: Luis Narro Encargado de Relaciones con el Ecosistema Perú, Programa Suizo de Emprendimiento-Swisscontact

Antes de asistir al Peer Exchange Meetup, no se me habría ocurrido que el vínculo entre los países de los Balcanes del oeste y América Latina tenían un importante antecedente común en los sets de televisión de Kassandra, Rosa Salvaje y Pasión de Gavilanes. Un capítulo aparte fue conocer a nuestros pares de Vietnam y lo fácil que fue congeniar para dos culturas separadas por, nada menos, que el Océano Pacífico. Lo anterior, es una rápida introducción a tres enseñanzas obtenidas por la delegación peruana, durante su participación en el Peer Exchange Meetup organizado por el Programa Suizo de Emprendimiento (Swiss EP) en junio pasado en Suiza.

¿Cómo te puedo ayudar?

Este concepto forma parte del pensamiento de ecosistemas desarrollados como Silicon Valley. Por esa razón, durante una semana, un grupo de incubadoras y aceleradoras de negocio peruanas participaron en charlas y talleres sobre mentoría, alianzas con corporativos, inversión ángel, preparación de startups para la inversión, entre otros, con sus pares de ecosistemas de emprendimiento en Albania, Bosnia-Herzegovina, Macedonia, Serbia y Vietnam. Oportunidad para interactuar con culturas totalmente distintas a la nuestra, pero que comparten una visión similar: dar primero (give first), devolver (give back) y preguntar ¿cómo te puedo ayudar?. Me pregunto: ¿será esta la clave del éxito?

Sufre peruano, sufre

La intervención del programa en los países mencionados anteriormente presupone que cuestiones externas políticas, económicas y/o sociales, han sido frenos del desarrollo. Si en Perú tenemos casos de estudio para cada una de estas verticales, lo mismo podría suponerse para sociedades que vieron como el prefijo “ex-” se anteponía a Yugoslavia o Indochina, respectivamente. Nada menor.

Esta capacidad compartida de resistir y superar las adversidades es un insumo natural que, en estos nuevos tiempos, ayudará a que los emprendedores e instituciones de apoyo de nuestros países puedan mantener las manos sobre el timón. Evidentemente, esto debe trascender al discurso y transformarse en una estrategia de sostenibilidad; tal vez, el punto más ácido para las organizaciones participantes en el Peer Exchange Meetup.

Revancha

A pesar de la connotación negativa, no encontré mejor palabra para cerrar esta reflexión: revancha. Una de las razones es Serbia, país cuya principal limitación ha sido tercerizar el talento de sus ciudadanos que ya desarrollan proyectos de blockchain, emisión de criptomonedas (ICOs) y otras tecnologías. Por ello, los serbios sienten que la ola del internet se les pasó por la guerra de Yugoslavia en los 90’s y que -de ninguna manera- dejarán de ser protagonistas en la llamada cuarta revolución industrial. Así de concreto. Actualmente, tenemos la oportunidad de colaborar entre los países que compartimos limitaciones similares para subir al mismo estrado.

Es una suerte tener referencias de ecosistemas como Estados Unidos, Reino Unido, Israel y otros; sin que esto signifique que carezcamos de los insumos suficientes para construir una visión propia del emprendimiento. Lo bueno es que ya tenemos un tema de conversación adicional con nuestros pares, que por ahí no tiene el mismo fervor de las telenovelas que todos vimos, pero que felizmente nos permite salirnos del guion de aquellas.

Fecha: 14 agosto 2018

También te recomendamos

¡Suscríbete si deseas recibir más información de CONFIEP!


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: . You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact