La OIT en el Perú

Para el sector empresarial peruano, la OIT es una de las principales organizaciones internacionales con la cual se mantiene una alianza estratégica de larga data. A través de la Confederación Empresarial Peruana se ha establecido una relación prioritaria con la Oficina de Actividades para Empleadores –ACTMEP de la OIT.

El sector empresarial peruano saluda la declaración del Centenario de la OIT, donde se reconoce el papel del sector privado como fuente principal de crecimiento económico y creación de empleo, promoviendo un entorno favorable a la iniciativa empresarial y las empresas sostenibles, en particular para las micro y pequeñas y medianas empresas.

Articulación con la Oficina de Actividades para los Empleadores-ACTEMP

Al ser uno de los tres mandantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las organizaciones de empleadores tienen una relación especial con la organización. La unidad responsable de desarrollar esa relación es la Oficina de Actividades para los Empleadores-ACTEMP. En el Perú, esta relación permite contar con un programa de acción que incluye asistencia técnica y acompañamiento técnico para diferentes líneas de trabajo priorizadas por el sector.

 

Presencia en la sesión número 100 de la Conferencia Internacional del Trabajo

En representación del sector empresarial peruano, la CONFIEP, participó en la 108 Convención Internacional del Trabajo - CIT, organizada por la OIT en Ginebra, Suiza en el marco del centenario de la entidad. Este evento contó con delegados o representantes de gobiernos y miembros de organizaciones de trabajadores y empleadores de 187 Estados.

El Director General de la OIT, Guy Ryder, señaló que el mundo del trabajo enfrenta los cambios “más profundos y transformadores” observados en 100 años, y urgió a los delegados a asumir su responsabilidad para hacer frente a este “desafío decisivo”.

Asimismo, destacó que la CIT del centenario está dedicada al futuro del trabajo y al de la OIT.

Por su parte, la presidenta de la CONFIEP, María Isabel León de Céspedes, resaltó el valioso aporte del empresariado al mundo del trabajo. Destacó que se debe hacer frente a la informalidad y a la existente brecha tecnológica, considerando los desafíos que el futuro del trabajo nos plantea. “Los empleadores reconocemos que la actividad empresarial es fundamental para el bienestar de las personas, y tenemos un alto compromiso con el cumplimiento de la ley y la responsabilidad de respetar los derechos humanos”, señaló