El presidente del comité regulatorio laboral de la Confiep explica las razones de los planteamientos entregados al MTPE.

La Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP) presentó al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) nueve propuestas que buscan conservar las fuentes de empleo en un contexto de crisis ante la paralización de actividades económicas por las medidas sanitarias dictadas por el Ejecutivo para enfrentar al Covid-19.

Sandro Fuentes, presidente del Comité Regulatorio Laboral del gremio, explicó a Gestión.pe que los planteamientos efectuados son proempleo dado que buscan preservar los puestos de trabajo. “Lo que se trata es mantener la fuente de los puestos de trabajo que son las empresas formales”.

Para el abogado, el MTPE pretende aplicar la normativa laboral vigente como si en el panorama actual no existiera una paralización total de las actividades productivas.

Estamos ante una crisis sin precedentes y que golpea severamente al sector formal en la medida que ataca la oferta, es decir, las empresas no pueden producir y no hay quien les compre. El aislamiento social hace prohibitiva la producción. Creo que el MTPE y la Sunafil están entendiendo bien las dimensiones del problema, ya que quieren aplicar los parámetros de un momento normal a una situación gravísima donde es muy probable que mucha gente se quede sin empleo, no por despidos si no porque las empresas quiebran», subrayó.

Para la CONFIEP muchas de las propuestas ya están vigentes en la legislación laboral como es el caso de la aplicación de la figura de la ‘suspensión perfecta de labores’, el adelanto de vacaciones y los ceses colectivos, por ejemplo.

Los ceses colectivos no tienen por objeto ir contra el empleo sino preservar lo poco del empleo que pueda quedar. Eso no lo están entendiendo. Lo que se busca es mantener a la empresa para que siga siendo empleadora ya que en esta crisis muchas van a caer y -reitero- no lo está viendo en el MTPE”, agregó.

Estas son las nueve propuestas de la CONFIEP:

  1. Compensación de horas: Ante la falta de acuerdo entre el trabajador y su empleador, solicitamos habilitar la compensación unilateral (incluidas las vacaciones) sin que la única alternativa existente sea la de trabajar más horas en días laborables después de la emergencia. Debe considerarse que hay empresas que trabajan 24/7 y no podrían recuperar horas, o sería riesgoso trabajar más horas, precisamente por temas de seguridad y salud en el trabajo.
  2. Compensación por Tiempo de Servicios (CTS): Solicitamos que se faculte la postergación del pago de CTS de mayo, a fin de abonarla conjuntamente con el pago correspondiente en el mes de noviembre. De esta manera, el 100% de la CTS del año 2020 se pagaría en dicho mes.
  3. Impuesto a la Renta (IR): Pedimos la suspensión temporal del Impuesto a la Renta de quinta categoría, a fin de poder entregar dicho monto a los trabajadores, toda vez que los sueldos variables de muchos trabajadores se verán afectados de forma importantes y esta medida ayudaría a mitigar el impacto negativo. Debe tenerse presente que ambas medidas (referentes a la CTS y el IR) serían de carácter tempora, a fin de apoyar el mercado formal de trabajadores, que busca mantener su cadena de pagos, tener liquidez y mantener los puestos de trabajo.
  4. Licencias con pago reducido: Somos de la opinión que debería posibilitarse la reducción de las licencias con goce de haber (equivalente al 75% de la RMV) de manera general, pero sobre todo para aquellos trabajadores cuya jornada se reduzca a menos de treinta (30) horas semanales.
  5. Reducción de jornadas: Consideramos que debiera emitirse una norma que expresamente admita la posibilidad de que las partes acuerden reducciones de salarios y jornada durante toda la emergencia sanitaria, sin llegar a convertir el contrato en uno a tiempo parcial.
  6. Suspensión perfecta de labores: Solicitamos que esta figura se pueda renovar hasta por el plazo de ciento ochenta días de manera automática, bastando para ello únicamente la comunicación tanto al trabajador, como al MTPE. Por otro lado, sugerimos que dicha suspensión se sujete a un procedimiento de aprobación inmediata y comprobación posterior por plazos de noventa días renovables y que, dentro de las alternativas previas o concurrentes con la suspensión, se pueda pactar de mutuo acuerdo la licencia sin goce de haber, o cualquier medida autorizada por la legislación vigente.
  7. Grupo de riesgo: Respecto a este punto, solicitamos que una norma recoja expresamente que es posible el acuerdo de partes para compensar (incluso con vacaciones) las horas dejadas de trabajar durante la licencia sujeta a compensación (que para el grupo de riesgo es de noventa días). De igual manera, solicitamos que se considere que el Estado asuma una subvención parcial del salario de personas que no podrán laborar por estar en el grupo de riesgo. El sustento de esta medida responde a la misma lógica referente a la subvención parcial de remuneraciones no mayores a S/ 1,500.
  8. Negociación colectiva: Obligación de que en las negociaciones colectivas o arbitrajes en trámite se emita un nuevo dictamen económico financiero que tenga en cuenta el impacto de la emergencia sanitaria.
  9. Cese colectivo: Sugerimos que las empresas puedan aplicar el cese colectivo de manera automática y sin autorización previa, bastando enviar la comunicación correspondiente a la Autoridad Administrativa de Trabajo, a fin de que realice una evaluación posterior.

Fuentes explicó que sobre la última propuesta, no se está pidiendo al MTPE una norma específica -ya que esta figura legal existe desde hace 30 años- por el contrario que la autoridad laboral lo puede aplicar.

El cese colectivo por razones económicas debería aplicarse, pero no lo aplica el MTPE. Por el contrario prefiere que la empresa entre en insolvencia, quiebre o liquide. El cese colectivo no significa -por ejemplo- que de los 100 trabajadores de una empresa se desvincule a todos, sino que en -condiciones económicas adversas, es decir que no pueda pagarles- se pueda liquidar a 25 pero se conservan 75 puestos de trabajo”.

“Hay que buscar la estabilidad social del empleo, que implica que no se pierdan puestos de trabajo y a eso apunta las propuestas del MTPE”, puntualizó.

Por su parte, el abogado laboralista German Lora -también miembro del Comité Regulatorio Laboral de la CONFIEP- subrayó que tras 24 días de paralización, pagando las empresas formales remuneraciones a sus trabajadores sin que estos presten servicios, es momento de plantear el Gobierno propuestas radicales y duras, acorde con una situación complicada.

Es mucho mejor que el Gobierno impulse estas medidas como lo hizo con el trabajo remoto que ya estaba en la legislación laboral peruana. Se cree erróneamente que todos conocen la legislación laboral, pero hay trabajadores y empleadores que no la conocen, pero si el Gobierno emite normas en esa línea, creo que va a tener mucha acogida”, añadió.

Al igual que Fuentes, calificó como extrema el cese colectivo ya que es un escenario ‘que nadie quiere llegar’

Debe quedar claro que no implica la desvinculación total de la planilla de una empresa sino que se mantenga los puestos de trabajo de la mayoría cesando algunos. No queremos llegar a ese extremo, pero está en la línea de mantener los puestos de trabajo”, puntualizó.

 

Publicado en gestion.pe

Fecha: 09 abril 2020

También te recomendamos

¡Suscríbete si deseas recibir más información de CONFIEP!


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: . You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact