María Isabel León de Confiep marca pros y contras de la estrategia económica del gobierno.

María Isabel León, presidenta ejecutiva de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep),  firmó una carta abierta junto a personajes como Mario Vargas Llosa, Allan Wagner y José Ugaz para alertar de las tentaciones populistas que, según ellos, afectan tanto al gobierno como al congreso durante la pandemia del coronavirus. Aquí León le responde tres preguntas a CARETAS. 

¿Qué podría hacer el gobierno distinto en lo que se refiere a políticas económicas para hacerle frente a la pandemia?

El gobierno ha tenido un buen reflejo en su política económica para hacer frente la pandemia. Debo saludar la prudencia y sensatez de la Ministra de Economía en medio de esta situación devastadora. 

Nuestro país tiene una fortaleza macro económica superior a la de muchos países de la región, debido al manejo responsable y serio de nuestra economía en los últimos años, así como a la inversión privada que ha generado progreso y desarrollo. Tenemos la inflación más baja, el menor porcentaje de deuda pública y el mayor volumen de reservas internacionales. Esto, nos ha permitido una mejor posición financiera para atender la emergencia. 

La activación de bonos solidarios para la población y los subsidios económicos a los más vulnerables en medio de esta pandemia, han sido adecuados. Tenemos un 73% de informalidad. Las familias que no tienen trabajo formal y no tienen ingreso, deben recibir ayuda del gobierno en estas circunstancias. Igualmente, las empresas, que son las generadoras de los puestos de trabajo. En este sentido, la activación de programas como Reactiva Peru y FAE Mype, han sido muy bien recibidos. 

¿Qué propuestas específicas destacaría por parte de los gremios para ayudar a reactivar la economía?

En mi opinión, el gobierno debería reactivar la economía de manera simultánea, con aplicación de protocolos racionales y que garanticen la protección de la salud de las personas, con aforos reducidos que eviten la aglomeración de usuarios. Establecer “fases” de reinicio prolongadas, que son de aplicación únicamente para el sector formal, puede condenar a muerte a millones de pequeñas, medianas y grandes empresas por igual. Debemos entender que no habrá desarrollo ni recuperación sin inversión.

Hay ejemplos internacionales sobre políticas estatales más agresivas para preservar empresa y empleo. ¿El gobierno todavía tiene margen para emprender algo similar?

Debemos estar vigilantes para evitar iniciativas populistas, de donde quiera que estas vengan, que puedan llevar a nuestro país a aventuras estatistas que ya padecimos. Recordemos que ya vivimos una aventura estatista entre 1968-1980, en que tuvimos en promedio, un déficit fiscal de 6%, inflación superior a 2 dígitos, grandes porcentajes de peruanos en situación de pobreza, cero reservas internacionales y sobre todo, pérdidas acumuladas en el manejo de diferentes empresas públicas que ascendieron a más de 19 mil millones de dólares.

Es tiempo de cuidar nuestra economía, de proteger las fuentes de trabajo y los puestos de trabajo y sobre todo, nuestra estabilidad, nuestras libertades y la garantía de una economía social de mercado que nos permita mejorar lo que no hicimos bien y llevar a nuestro país hacia adelante.

Entrevista publicada en Caretas el 28.05.2020

Fecha: 28 mayo 2020

También te recomendamos

¡Suscríbete si deseas recibir más información de CONFIEP!


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: CONFIEP, Av. Víctor A. Belaúnde 147, Lima, http://www.confiep.org.pe. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact