Con inversión en innovación y tecnología, el sector privado ha logrado que Áncash tenga un bosque donde antes era desierto; que en Cajamarca se implementen técnicas de remediación de suelos; y que en Ica se desalinice agua de mar para el uso de la actividad minera y se recupere agua de los relaves para su reutilización. Estas son algunas iniciativas que impulsan las empresas del sector minero y que podrás conocer en el primer programa de Innovando, la campaña de difusión que impulsa el Comité de Ciencia, Tecnología e Innovación de la CONFIEP.

Innovando se transmitirá por las redes sociales de CONFIEP y presentará cuatro iniciativas empresariales que muestran cómo la minería moderna convive en armonía con el cuidado del medio ambiente y se convierte en aliada para la sostenibilidad en su zona de influencia.

1.- Un bosque donde antes había un desierto: Bosques de Huarmey en Áncash

  • Gracias al proyecto de Antamina, ahora hay un bosque, donde antes era desierto. Se trata del único bosque de la costa de Áncash de 170 hectáreas que alberga 200 mil árboles y más de 50 especies de animales entre aves, mamíferos y réptiles. Se riega por micro-aspersión y con agua proveniente del mineroducto de la empresa.

2.- Suelos artificiales: Ahorro de agua en los procesos de cierre de minas en Cajamarca

  • Buenaventura implementó un programa de tecnosoles, que consiste en usar residuos orgánicos e inorgánicos para la generación de suelos artificiales que permiten una mejor absorción del agua y el desarrollo de especies arbustivas. Esta herramienta se ha convertido en una estrategia más eficiente para el cierre o remediación ambiental en minas y representa un importante ahorro de agua en los procesos de cierre de minas.

3.- Uso de agua de mar: Gestión de cuenca y recursos hídricos en Ica

  • En el 2009, el 96% de la población del distrito de Chavín, en Ica, no tenía acceso a agua. Su única fuente era la quebrada del Topará que tiene un bajo caudal. Nexa Resources Perú, a fin de no utilizar este recurso, construyó una planta desalinizadora para emplear agua de mar en sus campamentos y en las operaciones de la mina Cerro Lindo. La planta extrae la sal por proceso de ósmosis inversa y la bombea hasta la planta, a 2200 metros de altitud y también recircula el 90% del agua utilizada en la mina. Todo ello incrementó los ingresos económicos de la comunidad sin afectar el agua del Topará, que era destinada para las actividades agrícolas de la zona.

4.- Relaves secos: Recuperación del agua

  • Los “relaves” son mezclas de mineral molido y agua, cuyo volumen de recurso hídrico generalmente no es recuperado adecuadamente ni recirculado en las operaciones mineras. Nexa, con la finalidad de superar los problemas de recuperación de agua, adoptó la tecnología de relave filtrado, que consiste en extraer el agua del relave y convertirlo en pasta, permitiendo recuperar más del 90% del recurso hídrico. El 55% del relave en pasta se usa para rellenar tajos en el interior de las minas. El resto es trasladado a plataformas donde se compacta y se utiliza para dar mayor estabilidad al depósito del relave, evitando riesgos de desborde que generen contaminación.

Conoce Innovando aquí:

 

Fecha: 05 enero 2021

También te recomendamos

¡Suscríbete si deseas recibir más información de CONFIEP!


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: CONFIEP, Av. Víctor A. Belaúnde 147, Lima, http://www.confiep.org.pe. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact