Innovación
Medio Ambiental

Bosque de Huarmey - Antamina

El Bosque de Huarmey es un ecosistema vegetativo creado artificial por la compañía minería Antamina. Se ubica en el desierto de Huarmey, uno de los terrenos más secos de la costa de Áncash, y tiene una extensión de 170 hectáreas, donde existen cerca de 200,000 árboles de distintos tipos y conviven más de 50 especies de animales, entre las que se encuentran aves, mamíferos y reptiles, que han migrado hacia el bosque, creando un nuevo ecosistema. El proyecto nace como una idea revolucionaria en el marco de la gestión del transporte del mineral y la reutilización del agua proveniente de su proceso productivo a favor del medio ambiente.

Más información
 PROCESO

El proceso comienza con el traslado del concentrado de la mina en forma de “pulpa”, donde el 40% es agua, por medio de su mineroducto de 304 kilómetros de largo que recorre bajo tierra desde las alturas de San Marcos (zona de influencia de la mina), en la provincia de Huari hasta el puerto de Punta Lobitos, en Huarmey.

GESTIÓN HÍDRICA

En el puerto, la empresa cuenta con una planta de filtrado donde se realizan trabajos de purificación al concentrado. Parte del agua es extraída y reutilizada en los procesos productivos de la mina, lo que les permite no competir por el agua con la comunidad. El 100% del agua utilizada en la mina es proveniente de las lluvias de la zona, además el 99% es producto del trabajo de recirculación. El agua restante es trasladada a dos pozas de almacenamiento. La primera poza tiene capacidad de 30,000 metros cúbicos y es en la cual se almacena el agua para regar la zona de influencia (el bosque) a través de la técnica de micro-aspersión. La segunda poza tiene una capacidad de 280,000 metros cúbicos y es utilizada para almacenar agua durante el invierno.

Antamina monitorea el agua constantemente por medio de 83 pozos y el uso de imágenes satélites, cumpliendo así los más rigurosos estándares medio ambientales, permitiendo una mayor captura de carbono y purificando el aire de los gases del efecto invernadero.

IMPACTO MEDIO AMBIENTAL

El bosque permite proteger el Valle de Huarmey, funcionando como una barrera natural. Además, contribuye a purificar el aire de los gases de efecto invernadero y enriquece el suelo de la zona. Este es un claro ejemplo de que la minería y la naturaleza pueden convivir armoniosamente en la misma zona. Es así que en 2012, Antamina recibió el reconocimiento en Creatividad Empresarial, por lo que representa su iniciativa en materia de responsabilidad social y ambiental.

El Bosque de Huarmey es un ecosistema vegetativo creado artificial por la compañía minería Antamina. Se ubica en el desierto de Huarmey, uno de los terrenos más secos de la costa de Áncash, y tiene una extensión de 170 hectáreas, donde existen cerca de 200,000 árboles de distintos tipos y conviven más de 50 especies de animales, entre las que se encuentran aves, mamíferos y reptiles, que han migrado hacia el bosque, creando un nuevo ecosistema.

El proyecto nace como una idea revolucionaria en el marco de la gestión del transporte del mineral y la reutilización del agua proveniente de su proceso productivo a favor del medio ambiente.

Aves-de-Huarmey-11
Aves-de-Huarmey-14

En el puerto, la empresa cuenta con una planta de filtrado donde se realizan trabajos de purificación al concentrado. Parte del agua es extraída y reutilizada en los procesos productivos de la mina, lo que les permite no competir por el agua con la comunidad. El 100% del agua utilizada en la mina es proveniente de las lluvias de la zona, además el 99% es producto del trabajo de recirculación. El agua restante es trasladada a dos pozas de almacenamiento. La primera poza tiene capacidad de 30,000 metros cúbicos y es en la cual se almacena el agua para regar la zona de influencia (el bosque) a través de la técnica de micro-aspersión. La segunda poza tiene una capacidad de 280,000 metros cúbicos y es utilizada para almacenar agua durante el invierno.

Antamina monitorea el agua constantemente por medio de 83 pozos y el uso de imágenes satélites, cumpliendo así los más rigurosos estándares medio ambientales, permitiendo una mayor captura de carbono y purificando el aire de los gases del efecto invernadero.

El bosque permite proteger el Valle de Huarmey, funcionando como una barrera natural. Además, contribuye a purificar el aire de los gases de efecto invernadero y enriquece el suelo de la zona. Este es un claro ejemplo de que la minería y la naturaleza pueden convivir armoniosamente en la misma zona. Es así que en 2012, Antamina recibió el reconocimiento en Creatividad Empresarial, por lo que representa su iniciativa en materia de responsabilidad social y ambiental.

Para mayor información contactarse con Martín Calderón: mcalderon@antamina.com