Para conocer cuánto ha colaborado la educación privada a la formación del capital humano peruano y al crecimiento del país, la Federación de Instituciones Privadas de Educación Superior (FIPES), presentó el estudio “Contribución económica de la educación privada en el Perú”, que entre sus hallazgos muestra que en el 2019 la educación privada aportó al PBI S/13,360 millones, equivalente al 60% del PBI del sector y al 2% del PBI total de ese mismo año.

Esta investigación, realizada por APOYO Consultoría, muestra a la vez cómo el sector privado ha permitido una mayor democratización de la educación al dar cuenta que las instituciones educativas privadas, tanto del nivel básico como superior, brindan su servicio principalmente a los alumnos de los niveles socioeconómicos bajos. El 73% de los estudiantes atendidos se encuentra en los NSE C, D y E, revela el estudio.

El presidente de FIPES, Juan Manuel Ostoja, afirmó que la educación privada, “a lo largo de la historia educativa, ha aportado en la formación de estudiantes, la modernización e innovación educativa, apoyando así a la reducción de las profundas brechas educativas y a la democratización de la educación básica y superior”.

La recaudación de impuestos que genera el sector es otro punto que se destaca en el estudio, al evidenciar que en el 2019, el ingreso tributario generado por la educación privada ascendió a S/1,228 millones, con lo cual se podría financiar, por ejemplo, el salario de 512 mil educadores públicos, 3 programas sociales de la envergadura del “Programa Nacional Cuna Más”, así como la construcción de 3,511 kilómetros de carreteras.

A la vez, Juan Manuel Ostoja agregó que los cuestionamientos a la educación privada vienen mal informando a la población, no obstante, su rol sigue siendo primordial en la formación de los jóvenes.

“Lo cierto es que el sector público no podría abastecer el total de la demanda por educación sin la participación de entidades privadas. El Estado tendría que aumentar su presupuesto en S/20 mil millones, aproximadamente, sin considerar los problemas de gestión de calidad que enfrentan, y sin mencionar la brecha en infraestructura educativa pública, que según el Banco Mundial, supera los S/100 mil millones”, complementó.

En el evento participaron el ministro de Educación, Juan Cadillo; Raúl Andrade, Director de Proyectos de APOYO Consultoría, y los panelistas Rodrigo Guerra Botello, Secretario General de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior – FIMPES; Daniel Alfaro, exministro de Educación; Jorge Mori, Director General de la Dirección General de Educación Superior Universitaria del Ministerio de Educación.

Así también Claudio Ruff, Secretario General de la Corporación de Universidades Privadas de Chile – CUP;  y José Dextre, Director de la Federación de Instituciones Privadas de Educación Superior – FIPES. Las palabras finales estuvieron a cargo de Héctor Sauret, presidente de la Red de Asociaciones Latinoamericanas y Caribeñas de Universidades Privadas – REALCUP.

Accede al estudio “Contribución económica de la educación privada en el Perú” aquí

Fecha: 02 septiembre 2021

También te recomendamos

¡Suscríbete si deseas recibir más información de CONFIEP!


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: . You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact